domingo, 29 de noviembre de 2009

Malena busca su identidad en Buenos Aires - 1975


Mi nombre es Malena Slutzky, tengo 34 años, nací el 8 de febrero de 1975 a las 2.05 AM en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires. Mis viejos, los que me criaron, me fueron a buscar a la calle Zelarrayán 120, casa de la partera Blanca Luis (ya fallecida), pero es imposible hasta ahora precisar si nací en ese lugar, en el Hospital Penna de Bahía Blanca o en el domicilio particular de mi madre biológica quien sin duda habrá tenido sobrados motivos para interrumpir nuestro vínculo en aquel momento. Como era habitual en esos tiempos -y espero cada vez menos- las cosas no se hicieron de modo tal que hayan quedado plasmados los datos en un papel, estoy inscripta como hija biológica de mis viejos de crianza. Estos motivos no son cuestionables, como tampoco lo es hoy para mí el aceptar y confirmar que soy capaz de SER INTEGRA a pesar de esta parte de la historia. Claro está… las cosas han sido un poco más complicadas para llegar a conocerme y mucho más para lograr transformarme en un ser de luminoso y con amor, dejando de lado la creencia de que fui una víctima y el enojo con la vida que esto lleva aparejado. De cualquier modo abrazo la idea de que la “causalidad” un día nos reúna a los que me parieron y a mí, y acaso al resto de los familiares que debo tener: hermanos, hermanas, tías, etc. En principio creo que lo primero que me sorprendería es encontrar un parecido físico, que hoy sólo tengo con mi hijo Julio de 12 años (y hasta por ahí nomás porque me salió medio rubio, así que bueno jaja). En segundo lugar daría paso a lo que surja y no tengo un juicio respecto del pasado pero claro que sería hermoso escuchar que alguien de aquella parte de mi historia tenga ganas de contarme, dejo entonces mi historia mi foto y agrego porque es parte de mi camino que soy terapeuta hoy por hoy (hago terapias alternativas), soy una mujer sensible (fui hipersensible de niña , sufrí pánico, fobias, ansiedad, miedos siempre paralizantes), soy feliz porque soy fiel a mí misma y porque además de mi hijo voy construyendo una familia en un sentido más amplio y poco ortodoxo que tiene que ver con la hermandad entre los humanos que nos encontramos y caminamos juntos, unidos.

1 comentario:

Clari dijo...

es difícil poder tomar la decisión de encontrar a padres biológicos pero está en la decisión de cada una de las personas.
yo por ejemplo prefiero no saber. en un momento hice un alquiler temporario buenos aires para ir a buscar a mis padres pero luego me arrepentí. los padres que me criaron los siento únicos y no me interesa saber ya que creo que mi identidad me la dieron ellos y no los que me abandonaron